Casas, pisos y fincas entorno a Villacarrillo

Condiciones de venta

Condiciones de Gestión por parte de Inmobiliaria Villacarrillo S.L., en adelante (Inmobiliaria Villacarrillo)
El propietario del inmueble o finca, encargará la gestión de venta, alquiler, etc… a la Inmobiliaria Villacarrillo bajo las siguientes condiciones:

La propiedad manifiesta a los efectos oportunos que el inmueble se encuentra libre de cargas y gravámenes o circunstancia que requiera de algún conocimiento especial por parte de la Inmobiliaria y de los potenciales compradores. Igualmente manifiesta no tener encomendada la venta del inmueble a ningún otro intermediario inmobiliario y se obliga a no encargar la gestión a ninguno otro distinto a la Inmobiliaria, durante la vigencia del contrato.

El precio de Venta del Inmueble se fijará con antelación para que todos los usuarios puedan verlo en la página web, pudiéndose negociar éste previa comunicación al Cliente, y éste lo acepte.

El Cliente autoriza expresamente a la Inmobiliaria para que suscriba en su nombre, contrato de entrega de cantidades a cuenta para su aceptación por el Cliente, una vez aceptadas le serán entregadas íntegramente.

Los gastos e impuestos que se deriven de la compraventa serán los que pacten las partes. En defecto de pacto dichos gastos se distribuirán según ley.

Los honorarios a percibir por la Inmobiliaria se fijan de mutuo acuerdo y de forma negociada en el 1,5% del precio final de venta. Dichos honorarios se incrementarán con el IVA correspondiente. La Inmobiliaria tendrá derecho al cobro de sus honorarios cuando la compraventa se acabe formalizando durante la vigencia del contrato o como consecuencia de sus gestiones con terceras personas físicas o jurídicas que en connivencia con el cliente se hayan aprovechado indebidamente de las gestiones de la Inmobiliaria.

El Cliente colaborará con la Inmobiliaria en el desarrollo de su labor mediadora cooperando con ésta, facilitando las visitas con potenciales compradores y facilitando la información que se le requiera.

El Cliente firmará un contrato con la inmobiliaria que tendrá una duración de 6 meses a partir de la fecha de suscripción del contrato, y se entenderá prorrogado tácitamente por periodos iguales y sucesivos, salvo manifestación en contra de forma fehaciente y por escrito, con una antelación de 20 días por cualquiera de las partes.

La Inmobiliaria deberá guardar discreción de las gestiones confiadas e instrucciones recibidas por el Cliente, así como realizar su labor con la diligencia profesional debida.